Alcaldesa Ada Colau de Barcelona: Un genocidio no se puede celebrar

Imagen de admin

El 12 de octubre de 1492,Cristobal Colón descubrió América.

Como todos los años España celebra su Fiesta Nacional, el 12 de octubre, una celebración muy polémica, incluso para muchos hispanos.

Juan Fernández V.

La alcaldesa de Barcelona Ada Colau de la segunda ciudad más importante de España, ha indicado en su cuenta de Twitter, que tenía que sentirse vergüenza de un Estado como el español, que celebraba un genocidio en aquella fecha y que añadiera un desfile militar que le costó al ciudadano de a pie nada menos que 800.000 euros.

No tardó en responder el Gobierno a través de su Ministro del Interior Sr. Jorge Fernández Díaz, en declaraciones a Televisión Española (TVE) en su programa “Los Desayunos de TVE” definió las declaraciones como una “barbaridad”, un “indigenismo cultural” y una “falta de respeto” hacia millones de españoles que se sienten muy identificados con el hecho de que el 12 de octubre sea fiesta nacional.

Lo cierto de estos hechos es que en el año 1918 se estableció para celebrar la conquista de América tras su descubrimiento de Cristobal Colón en 1492. Dicha fiesta era para celebrar un imperio basado en conquista militar y justificada por la Raza Española. En realidad se conoció como el “Día de la Raza”, una raza superior que ejercía su derecho de conquista sobre otras razas, como: Los Aztecas,Los Incas, Los Mayas y otras que aún perduran, que a su vez, fueron diezmadas por los ocupantes.

La conquista española fue traumante para los pueblos indígenas, por su crueldad y barbaridad, basta de echar una ojeada a la documentación de éstos hechos, que en menos de 50 años, ósea para 1542, dicha población se había reducido casi hasta exterminarlos, por muchas razones.

Hoy en día, quizá no se preste mucha atención a éstos hechos que han pasado 523 años, dependiendo como se mire, han pasado pocos o muchos años, nada menos que entre 6 u 8 generaciones; pero, hay que señalar que aún en todos los países hispanohablantes hay ciudadanos descendientes de españoles, nos referimos a padres y abuelos que viven en España y sus hijos y nietos en países de Latinoamérica, inclusive con la migración se dan casos al revés; por lo que , pedimos gran responsabilidad al abordar estos temas sensibles, lo único que pregonamos es la unidad y el respeto mutuo entre toda la Comunidad Iberoamericana y no la agresión por parte del fuerte. En Latinoamérica, sería bueno que las nuevas generaciones tomen nota de éstos hechos para que nunca se repitan y menos se practique con otro nombre, como viene sucediendo con los grupos de poder, tales como: El poder político, el poder empresarial y económico, el poder de la iglesia, el poder de la prensa, entre otros poderosos que quieren aplastar a los débiles.

Califica este artículo: 
Average: 5 (1 vote)
Compartir: 

EL HISPANO en FACEBOOK